Páginas

lunes, 27 de febrero de 2017

Reseña "Finnikin de la Roca", de Melina Marchetta #AdoptaUnaAutora

Finnikin de la Roca
Crónicas de Lumatere #1
Autora: Melina Marchetta ~ Traducción: ~ Número de páginas: 480

Finnikin de la Roca y su guardián, Sir Topher, llevaban diez años sin pisar su querido hogar, Lumatere. No habían ido desde los días oscuros en que asesinaron a la familia real y el reino cayó bajo una terrible maldición. Pero entonces le dicen a Finnikin que se reúna con Evanjalin, una joven que afirma algo increíble: el heredero al trono de Lumatere, el príncipe Balthazar, está vivo. Evanjalin está convencida a volver a casa y es la única que puede llevarles hasta el heredero. Pero Evanjalin no es lo que parece. Y la verdad no sólo pondrá a prueba la fe de Finnikin en ella... sino en sí mismo. Una espectacular saga de fantasía épica repleta de magia ancestral, intrigas políticas y romance que robará el aliento a los lectores. Una narración adictiva, ágil y cuidada sin abusar de las habituales descripciones que suelen acompañar a esta clase de relatos fantásticos. Tanto chicos como chicas se verán terriblemente atraídos por la evolución de su protagonista, Finnikin. Una excelente opción para los jóvenes amantes de la fantasía tradicional que disfrutan leyendo Donde los árboles cantan (SM), El Legado (Roca) o Canción de hielo y fuego (Gigamesh).




Finnikin de la Roca es la primera parte de la trilogía fantástica “Crónicas de Lumatere” y sigue al protagonista, Finnikin, en la desesperanzadora búsqueda del heredero al trono de Lumatere y la salvación de su pueblo que, tras caer sobre él un maleficio, los deja separados. Tanto a los de dentro, a merced del rey traidor, como a los de fuera, exiliados que nadie quiere ver vagando en sus reinos. La existencia de una profecía y la llegada de una novicia, que ha hecho un voto de silencio, serán los desencadenantes del periplo de Finnikin por salvar a su pueblo.

¿Se puede catalogar a un libro como fantástico sin que casi aparezcan elementos fantásticos en él? Sí. Finnikin de la Roca es el claro ejemplo de ello. Prácticamente es un cuento de los de antaño, con sus caballeros andantes, sus consejeros, sus príncipes y princesas; las traiciones e intrigas de palacio; los secretos escondidos y silenciados y mucho más. En cuanto al elemento fantástico, aunque no tenemos dragones sí tenemos una maldición y el poder de algunas mujeres de caminar en los sueños de otras personas. Y ahí se queda lo fantástico para entrar en el tema recurrente de todo el libro: la liberación de un pueblo que ha sufrido durante más de diez años en manos del rey traidor. Respecto a este último, la autora no escatima esfuerzos en pintarlo, a él y a sus secuaces, como la peor enfermedad que ha podido sufrir Lumatere. Robos, asesinatos y violaciones. Este último es uno de los temas que más me ha llamado la atención en la novela. No se romantiza, ni se suaviza. Se narra tal y como es. Existe y no se deja sin castigar (que ya era hora).

"[...] La muchacha apretó los puños y caminó hacia delante.
-¿O eres una de las oscuras adoradoras de Sagrami, empeñada en más destrucción?
-Si lo soy, quémame en la hoguera, Finnikin –gritó-. Como hicieron la última vez que descubrieron que el rey había muerto en Lumatere. Se tiene que culpar a alguien. Alguien tiene que morir. Porque eso es lo que ocurre cuando los hombres lógicos no pueden explicar por qué una anciana tiene las manos manchadas con la sangre de una inocente, o por qué otra puede caminar por los sueños de nuestra gente. Lo que no entendéis, lo destruís.

Marchetta es una buena cuentacuentos, pero no hila muy fino. Sí, presenta una historia atractiva con una incógnita que te hace seguir leyendo capítulo tras capítulo, pero a veces peca en la velocidad con la que los protagonistas llegan a su destino. En ese aspecto, la caracterización de cada una de las ciudades que visitan los protagonistas quedan descritas con un par de pinceladas y que se habla un idioma distinto al lumaterano. Aún así, en general, el trasfondo de la historia es decente y conserva ese aire fantástico rodeado de secretos.
Creo que si en algo destaca la autora es en crear personajes y el drama personal que los acompaña. No solo los protagonistas, Finnikin y Evanjalin, tienen muchos tonos de gris, también los secundarios. Y es fantástico, porque le dan otra dimensión a la trama, mucho más amplia. No todo se queda reducido al punto de vista de ellos dos, también se ve el otro lado de la moneda. Desde los exiliados, los que se han cansado de luchar, los que viven esperando un milagro para su amada Lumatere hasta los que se han quedado dentro del reino bajo la dictadura del rey traidor (que en realidad entre ellos lo llaman el rey cabrón). Al final todos acaban siendo personajes muy queridos y es que existe un gran sentimiento de unidad entre ellos, como pueblo y como vecinos.
Aunque Finnikin aparezca en la sinopsis como casi el protagonista absoluto de la novela, creo que la presencia de Evanjalin es mucho más destacable que la suya. Mucho antes de que decida abrir la boca, la autora ya da a entender que no es la típica heroína tonta a la que un caballero andante tiene que rescatar. Evanjalin suelta sapos y culebras cuando es necesario, manipula, desafía y lleva al límite a muchos personajes. Es una guerrera, aunque no empuñe una espada. Su arma es la palabra, un carácter que le hace frente hasta a una montaña y la sólida convicción de que dentro de Lumatere los necesitan. Y ya que estamos hablando de los protagonistas, hablemos de la relación que los une. Muy bien llevada, dirigida a un público más adulto, y que tiene parte de realidad. No existe es flechazo a primera vista, de hecho nos presentan a Evanjalin casi como un estorbo para los planos de Finnikin, pero a medida que ambos personajes evolucionan y se va conociendo más sobre sus motivaciones y anhelos, todo empieza a cuadrar. La atracción física -lo primerísimo que aparece- y el amor que ambos sienten por su pueblo son los elementos que finalmente los unen. Son una pareja que da unos diálogos tremendamente serios, pero tiene otros muchos divertidos, jocosos y pícaros. En ese aspecto, creo que Melina Marchetta ha dado en el clavo a la hora de tratar las relaciones sexuales. Las bromas, los gestos, los guiños y codazos hacen de esas partes de la narración algo muy fresco, natural y divertido. Y no únicamente entre hombres, también existe esa complicidad entre mujeres. Y me parece maravilloso.
Como último apunte, decir que esta es una relectura para el proyecto #AdoptaUnaAutora. La primera vez lo leí en inglés y esta segunda en castellano y he notado bastantes diferencias en la historia. En su gran mayoría en diálogos que parece que pierden un poco el sentido o se vuelven más serios de lo que deberían. Por lo tanto, mi recomendación es que -sin desmerecer la traducción, por supuesto- si tenéis oportunidad, lo leáis en inglés. Para saltar esas pequeñas diferencias y así poder disfrutar de la prosa de Marchetta como toca.
Esta entrada forma parte del proyecto "Adopta una autora"

3 comentarios:

  1. Oye, habrá que tratar de leerlo en inglés, ahora estoy tratando de que siempre que pueda voy a leer los libros en inglés en inglés porque he visto lo mucho que se pierde en algunas traducciones.
    En cuanto a la historia y su autora, la tengo en mi lista de pendientes desde hace mucho y ojalá sea este año cuando por fin lea algo suyo. Hace años recuerdo que empecé En el camino de Jellicoe (creo que así se llama) pero no sé porque no lo terminé.
    Me ha parecido interesante eso de que no sea el tipo de fantasía que se espera, sino que son sólo algunos elementos lo que hace que encaje en el género. Y es que a mí me tiene ganada con sólo los caballeros, príncipes, princesas e intrigas de palacio.
    Otra cosa que me ha encantado es que haya buena caracterización de personajes, que tengan luces y sombras y es que así se sienten más reales. Gracias por tan estupenda reseña, me dejas con muchas más ganas de iniciarme en Las crónicas de Lumatere.

    Besos <3

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la reseña es fantástica (¿acorde al género?) y no me importaría leer la novela a pesar de sus "peros", el problema es que sea una trilogía, porque cada vez soy más reacia a embarcarme en historias a futuro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola, no conocía tu blog, pero desde ahora ya tienes una nueva seguidora.

    Tampoco había oído hablar de la autora ni de su libro, pero lo tendré en cuenta para futuras lecturas.

    Gracias por tu reseña. ;D

    Si te apetece conocer mi blog te espero en: Bibliotecaria Recomienda

    ResponderEliminar

Adelante, soy toda ojos O.O