Páginas

sábado, 24 de marzo de 2012

Reseña: El sanador de caballos


El sanador de caballos de Gonzalo Giner

Un joven y humilde mozo de cuadras alcanza la ciudad de Toledo, huyendo del horror y de la barbarie almohade. Los sarracenos han matado a su padre y secuestrado a sus hermanas, y él cabalga en compañía de su inseparable yegua Sabba con un solo pensamiento: venganza.






La sinopsis del libro es mucho más larga, ocupa toda la parte posterior del libro, pero creo que con este trocito es suficiente para meternos en la historia de Diego, un humilde hijo de posadero que ve, ante sus inocentes ojos, como se queda sin familia en una fatídica noche cuando los Imesebelen, la Guardia Negra del sultán, tras haber librado una lucha cerca de Alarcos, pasan por la posada  a cargo de la cual se encuentra su familia.

Habían nacido y sido entrenados para matar. 
Los llamaban imesebelen, "los desposados".
Eran guerreros africanos de piel negra, fanáticos y fieros asesinos, elegidos desde niños para convertirse en los guardianes del califa de al-Ándalus.
Para ellos no existía mayor honor que morir por él.

Con este párrafo el autor nos mete de lleno en la España de 1195, divida religiosamente entre judíos, musulmanes y cristianos. Una tierra profundamente devastada por las batallas que se libran en ella entre la Orden de los Calatravos y las tropas del Califa, entre otras contiendas entre los propios cristianos.
Diego se verá sólo, con la única compañía de su yegua Sabba para afrontar un futuro incierto, sobretodo teniendo en cuenta que solo tiene 14 años. 
El libro está dividido en seis partes que siguen más o menos la misma estructura: la llegada de Diego a un lugar nuevo, la presentación de los nuevos personajes, su adiestramiento/aprendizaje y finalmente su huida por causas y acciones ajenas a él (aunque esta última parte no siempre). En cada uno de ellos, Diego conocerá a personajes de diferentes culturas como Galib y Benazir, su gran amor Mencía y algunos altos cargos de la nobleza española como Álvaro Núñez de Lara o incluso al rey de Castilla, Alfonso VIII.
Y ahora viene cuando la matan.
No quiero hacer esta valoración comparándola con otra novela del mismo autor "El jinete del silencio", pero creo que no voy a poder evitarlo. 
"El sanador de caballos" es la tercera novela de Giner, con la que más éxitos ha cosechado, pero al haber leído antes "El jinete del silencio" y tenerlo tan reciente, el sanador me ha parecido poca cosa, no por el volumen de páginas (casi unas 800) si no por los personajes, muy sosos, planos, no me encajaban en la época del libro; y por los diálogos, mal estructurados y poco realistas, no serían las preguntas que yo haría o las contestaciones que daría.
Un punto a resaltar de la novela es esa contradicción que siente Diego al conocer a Galib, de la misma religión que los que lo obligaron a huir. A pesar de tener los mismo prejuicios de Diego sobre la religión musulmana, en el libro aparecen algunos pasajes del Corán que me han encantado y para muestra un botón: 

Árabe
"Cuando Allah quiso crear el caballo dijo al viento del sur:
-De ti produciré una criatura que será la honra de mis allegados, la humillación de mis enemigos y la defensa de los que me atacan.Y el viento del Sur le respondió:

-Señor, hágase según tu deseo.
Cogió Él entonces un puñado de viento y creó el caballo, diciendo:
-La virtud inundará el pelo de tus crines y tu grupa. Serás mi preferido entre todos los animales porque te he hecho amo y amigo. Te he conferido el poder de volar sin alas, ya sea en el ataque o en la retirada. Sentaré a los hombres en tu grupa y rezarán, me honrarán y cantarán aleluyas en mi nombre. Ahora ¡ve!, y vive en el desierto durante cuarenta días y cuarenta noches. ¡Sacrifícate!, y aprende a resistir la tentación del agua, bronce el color de tu cuerpo y aligera tus músculos de grasa, porque del viento vienes y viento debes ser en la carrera"

La venganza de Diego no es la única trama, pues pasarán muchos años antes de poder acercarse a cumplirla y durante ellos aprenderá el oficio de albéitar, sanador de caballos o lo que conocemos hoy en día como  veterinario. Sobre la curación de los animales también habrán varias hipótesis, ideas que hoy en día nos parecerían autenticas barbaridades como la idea de las sangrías y remedios mágicos para sanarlos. Por suerte, el protagonista tiene una mente abierta a todo lo que consigue leer, y entra en escena la idea de unos seres imperceptibles a simple vista, microbios, virus etc, aunque aún no se les llega a dar ese nombre.
Otro punto a resaltar es la cruda realidad que sufrían las cautivas de guerra a manos de los musulmanes, y aunque no se menciona seguro que también por parte de los cristianos. Servían de entreteniendo a los guerreros y sufrían abusos de todo tipo. Las más agraciadas, con características físicas singulares, como las hermanas de Diego, podían acabar en los harenes de los califas, para su propio disfrute y también para el de su familia.  Más o menos ya sabemos que pasaba con las mujeres en aquella época, pero aún así resulta indignante.
Como conclusión, decir que la novela tiene sus puntos fuertes y débiles. Engancha en algunas partes pero otras se hacen terriblemente pesadas, sobre todo al final, a punto de saber el desenlace, durante la guerra de las Navas de Tolosa, además un suceso me ha hecho llevarme las manos a la cabeza. 
Al acabarla me he quedado con una sensación rara, contradicctoria. Me ha gustado pero a la vez me ha decepcionado y creo, sobretodo, que ha sido por tener en mente "El jinente del silencio". Esperaba más.



18 comentarios:

  1. Pues no he leído nada de este autor, pero miraré a ver de que va "El jinete del silencio" que dices que es mejor. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arila!
      Mucho mejor "El jinete del silencio" si si.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Yo tengo este libro en casa hace mucho, pero como es tan gordo aún no me he atrevido a ponerme con él. Pese a tu reseña, aún no he perdido la esperanza de que me guste, porque el tema me parece atractivo, aunque también es verdad que este tipo de libros se hacen pesados a ratos. Pero bueno, espero soportarlo!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caminante!
      Espero que te guste más que a mí y por supuesto cuando lo acabes quiero leer tu reseña^^
      Un beso!

      Eliminar
  3. No me llama la atención, la verdad..jajaaja^^

    espero tu visita Sileny!:P

    ResponderEliminar
  4. Hola Ainnoa!
    Es normal, cada persona tiene sus gustos y temáticas favoritas en cuanto a libros^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. La lei el año pasado y me gustó mucho, ahora tengo pendiente El jinete del silencio y si dices que es mejor pues seguro que me encantará
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tatty!
      Espero que te guste El jinete del silencio. Como ya he dicho en la reseña mi lectura de "El sanador de caballos" está muy influenciada por haberlos leído en orden inverso de publicación. Ya nos contarás que te ha parecido^^
      Un beso!

      Eliminar
  6. No me atrae nada, gracias por la reseña!!^^

    ResponderEliminar
  7. Pues es un libro que no me atraía demasiado, y luego casi todas las reseñas que he visto han ido en la línea de la tuya, desencantadas.
    Besos y más suerte con la próxima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que al ser una de las primeras novelas del autor quiso abarcar mucho y al final nada U.U
      Un beso!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Imagino que a las personas que les gusten los caballos o sean veterinarios verán la historia más atractiva^^

      Eliminar
  9. Hola corazón!

    No creo que sea de mi estilo y si dices que te esperabas más... mejor que no =)

    Muy buena reseña!

    Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, pues sí, esperaba más U..U
      Un besote!

      Eliminar
  10. No es para nada de mi estilo, pero eso lo mismo lo digo ahora y como me pasa siempre acabo leyendolo.
    Aunque las 800 paginas ahora mismo me echan bastante para atrás.
    Una pena que no lo disfrutases como el otro.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elle!
      Yo también suelo decir "eso no me lo leo yo" y al final acabo picandoxD
      Un beso!

      Eliminar

Adelante, soy toda ojos O.O